Artista peruana abandonó España al recibir amenazas de muerte por sus posturas anticolonialistas

Artista peruana abandonó España al recibir amenazas de muerte por sus posturas anticolonialistas

Daniela Ortiz ha sido víctima de una campaña de acoso y amenazas en redes sociales a causa de su forma de pensar. La artista de nacionalidad peruana que radica en España desde el 2007, tuvo que abandonar el país europeo a causa de los constantes insultos y hostigamiento que recibió por varias semanas desde su aparición en el programa ‘Espejo Público’, del canal español Antena 3, donde mostró su posición sobre los derribos de estatuas de antiguos esclavistas o colonizadores que habían tenido lugar por esas fechas en Estados Unidos a raíz de la muerte del afroamericano George Floyd a manos de un policía blanco.

“Como vengo haciendo desde hace años, durante mi intervención en el programa explico que no solamente apoyo la retirada de esos monumentos, sino que también estoy de acuerdo con derribarlos, como un acto de reivindicación anticolonial”, dijo Daniela Ortiz en una entrevista posterior a su intervención en Antena 3, la cual generó una ola de críticas que la han obligado a abandonar España.

Y es que, a pocas horas de sus declaraciones para el canal de la televisión española, las redes sociales comenzaron a arder con fuertes insultos y hasta amenazas en contra de la artista peruana. Pese a anunciar que dejaría España, el hostigamiento se mantuvo por un tiempo más.

“Recibí un correo electrónico más específico, hecho desde una cuenta creada para amenazarme, en donde me decían que mi rostro era muy reconocible, y que Barcelona era muy pequeña. Yo soy madre soltera, y ni siquiera tengo coche: me muevo en transporte público, voy al supermercado con mi hijo, lo recojo en la guardería…y ese correo me generó cierto temor”, cuenta Daniela Ortiz a RT.

“Un periodista me alerta de unos hilos en un grupo de Telegram de extrema derecha, en los que se hace un llamamiento a que se me iniciara un proceso de criminalización. Básicamente llamaban a que la propia policía me hiciera una denuncia por terrorismo”, agrega.

Dentro de estos chats en Telegram, la artista nacional cuenta que se difundió información privada que no es pública. “Mi temor tiene que ver con la enorme cantidad de antecedentes que existen en España sobre procesos de criminalización política por parte de los propios cuerpos de seguridad del Estado. Al ver esa situación, todos esos antecedentes, y al valorar también la situación de vulnerabilidad política y legal en la que yo me encuentro como persona migrante en el territorio español, y siendo además madre soltera, entendí que lo más seguro, sobre todo por el bienestar de mi hijo, era salir del país”, mencionó.

Ahora, Daniela Ortiz forma parte de un programa de protección de defensoras de los Derechos Humanos activado por la organización Front Line Defenders. Ella ha recibido resguardo en todo el proceso que ha implicado dejar Barcelona para retornar a Perú.

“También dejé España para poder continuar mi trabajo –aclara la artista–, mi trabajo político de denuncia: salir del país era lo que me generaba la situación de protección para seguir activa a nivel político, tal como voy a hacer”, finalizó.




Noticias relacionadas