Científicos tienen casi listo el anticonceptivo masculino

Científicos tienen casi listo el anticonceptivo masculino

Un equipo de investigadores del Consejo Indio de Investigación Médica está a un paso de lograr una hazaña científica: el primer método anticonceptivo inyectable masculino.

Este fármaco inhibidor de la concepción humana es conocido con las siglas RISUG, que significa ‘Inhibición Reversible de Esperma Bajo Guía’. La información fue difundida por la agencia de noticias Hindustan Times, a través de todas sus plataformas.

Según este medio, estarían casi completados al 100% los ensayos clínicos, los mismos que requirieron de un largo tiempo de prueba y error en estrategias de biotecnología.

El doctor RS Sharma, uno de los representantes del Consejo Indio de Investigación Médica, adelantó que solo falta que el RISUG pase las pruebas regulatorias pendientes para ser aprobada; y posteriormente puesta a disposición del sistema de salud público en India.

“El producto está casi listo, con solo aprobaciones regulatorias pendientes para recibir el visto bueno. Es un anticonceptivo de clase mundial. Muy seguro y efectivo y dura mucho tiempo”, remarcó el destacado investigador. RISUG pasará las pruebas de control ante el Fiscal General de Drogas de la India, y en los próximos 6 meses sería fabricado masivamente.

Este innovador fármaco fue elaborado por el ingeniero biomédico -de 78 años- Sujoy Guha, y consta de un polímero que se inyecta para bloquear el paso de los espermatozoides a través de los conductores deferentes. Esta inyección se inocula con anestesia local, y tiene un efecto eficaz por espacio de 13 años.

La inyección actúa del mismo modo que una vasectomía, pero sin ser invasiva por medio de una intervención quirúrgica. Además, según RS Sharma, su efecto puede ser revertido con otra inyección que descompone el gel bloqueador.

Este sistema anticonceptivo tiene un 97% de efectividad, cifra más alta que la de sus pares utilizados solo en mujeres. Como se sabe, hasta hoy la ciencia solo había logrado producir anticonceptivos femeninos, ello debido a que resultaba más fácil para la ciencia bloquear el acceso a un solo óvulo, en vez que a millones de espermatozoides.

Imágenes: Perú 21, Pulitzer Center.




Noticias relacionadas