Denuncian pérdida de 400 dosis de la vacuna Sputnik V en Argentina y se habla de un presunto sabotaje
Lima 25 de Diciembre del 2021

Denuncian pérdida de 400 dosis de la vacuna Sputnik V en Argentina y se habla de un presunto sabotaje

Autoridades de salud en Argentina informaron que un total de 400 dosis de la vacuna Sputnik V contra la Covid-19 debieron ser descartadas tras perder la cadena de frío. Estos fármacos iban a ser utilizados en la campaña de vacunación que se ha comenzado en el país sudamericano y se habla de un presunto sabotaje.

“En la madrugada de este lunes se registró un sabotaje en el Hospital provincial de Oncología Luciano Fortabat, de la ciudad de Olavarría, debido a la pérdida de la cadena de frío de 400 dosis de la vacuna Sputnik V, por hechos de suma gravedad”, marcó el ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires a través de un comunicado.

“Quedaron en evidencia una serie de hechos irregulares graves: se cortó la transmisión de la cámara de seguridad que enfoca el freezer a las 02H50 de la madrugada y no volvió a tener conexión. También hubo movimientos extraños alrededor del hospital”, dijo el director de la Región Sanitaria IX, Ramiro Borzi, en una entrevista.

“Estábamos con muchísima expectativa y nos encuentra esto que no sabemos bien qué es lo que sucedió, si es un sabotaje o un boicot pero estamos accionando judicialmente para avanzar en la investigación”, finalizó.

Hay que mencionar que Argentina comenzó hace unos días con vacunación contra la Covid-19. El personal de salud argentino, quienes han tenido meses de ardua batalla contra el virus, compartieron sus experiencias luego de ser parte de esta primera campaña.

“Hoy es un día muy feliz para nosotros, después de tantos meses de lucha y trabajo en la primera línea. Estamos esperanzados en el éxito del operativo de vacunación, y ojalá se extienda a toda la población”, fueron las palabras de Gladys Myriam Aramayo, una enfermera y supervisora en la Unidad de Terapia Intensiva (UTI) del Hospital Rivadavia en la ciudad de Buenos Aires.

“No duele nada, es como cualquier otra vacuna. Se juntaban grupos de a cinco personas y se preparaban las dosis, porque había que sacarlas del frío. En el lapso de media hora esas personas se iban vacunadas”, agregó.




Noticias relacionadas