Dos turcos son catalogados de “héroes” tras ayudar a una anciana y un policía herido en el atentado de Viena

Dos turcos son catalogados de “héroes” tras ayudar a una anciana y un policía herido en el atentado de Viena

Dos ciudadanos turcos fueron calificados como héroes tras ayudar a una mujer y un policía durante el ataque terrorista que se desató cerca de una sinagoga en la ciudad de Viena en Austria. Imágenes captaron el preciso momento en el que estos dos luchadores de artes marciales mixtas resguardaron a una anciana y un efectivo del orden herido mientras ocurría el tiroteo.

“Una anciana se dirigía hacia el lugar a pie. Cuando la vimos, nos detuvimos y bajamos las escaleras. También la llevamos a un lugar seguro. Luego, llegamos a la estación de metro que aparece en esas imágenes y vimos a un policía herido”, contó uno de los deportistas a un medio de Turquía.  

Uno de estos valerosos jóvenes contó que, por un momento, los terroristas estuvieron a unos cinco metros de distancia de ellos. Además, lograron identificar la vestimenta que portaban: “Llevaban puesto algo parecido a un sudario blanco y uno tenía un arma de cañón largo”.

“Estos son los héroes de Viena: Recep Tayyip Gultekin y Mikail Ozen. Arriesgaron su vida y salvaron a una mujer y un policía herido. No siempre es suficiente estar en el lugar correcto en el momento adecuado, también se requiere coraje y valentía. ¡Gracias!”, fueron las palabras de una persona en redes sociales tras enterarse del valeroso acto de estos dos deportistas.

Hay que mencionar que fueron medios internacionales los que informaron sobre varios tiroteos en el centro de Viena. La policía reportó que el ataque comenzó en la calle donde se encuentra la sinagoga principal de la ciudad. Los causantes del ataque abrieron fuego cerca del centro comunitario judío y habrían ocasionado la muerte de varias personas.

En tanto, Christoph Mierau, portavoz de la Asociación de Salud de la ciudad, informó a los medios de comunicación que al menos quince víctimas del ataque fueron ingresadas en varios hospitales de Viena.

Como parte de las medidas de resguardo ante los inminentes ataques, la policía de la capital austriaca recomendó a los ciudadanos no visitar lugares públicos. Además, se les pidió que no publiquen videos y fotos de los hechos en las redes sociales. “Esto pone en peligro tanto a los servicios de emergencia como a la población civil”.




Noticias relacionadas