Estados Unidos en alerta por avispones que pueden matar gente

Estados Unidos en alerta por aparición de avispones que pueden matar gente

La llegada del nuevo coronavirus Covid-19 a EE.UU., le ha significado un duro golpe social y económico. Hasta el lunes 4 de mayo, el país norteamericano tenía 1,1 millones de personas contagiadas y más de 68 mil muertos. Ahora, Estados Unidos entró en alerta por la aparición de unos avispones que pueden matar gente.

Se trata de avispones asesinos, insectos letales que pueden afectar a las personas. Su nombre científico es Vespa Mandarinia y también se les conoce como avispones gigantes asiáticos. Para agravar la situación, estos bichos fueron hallados en el estado de Washington, uno de las ciudades más afectadas por el nuevo coronavirus Covid-19 con 343 muertos y 7,900 enfermos.

De acuerdo a información difundida por la BBC, en Estados Unidos se detectó la aparición de estos avispones en diciembre y habrían reaparecido en abril, época en la que terminan de hibernar y sus reinas hacen sus nidos.

Estos avispones combinan los colores amarillo y anaranjado en su cabeza, tienen ojos negros y abdomen con rayas negras y amarillas. Pueden llegar a medir hasta cinco centímetros, por lo que se convierten en los avispones más grandes del planeta.

Si bien tienen su origen en el oriente y suroriente de Asia, habrían llegado a Estados Unidos a través de cargas de comercio internacional llegadas desde esa parte del mundo, aunque hay quienes consideran que la llegada de estos bichos habría sido un acto deliberado.

Sus principales víctimas son las abejas melíferas, la clásica abeja que provee de miel al mundo, a las cuales matan para darle de comer a sus crías. Sin embargo, también representan un peligro para la salud de los humanos. Solo en Japón matan 50 personas al año.

De acuerdo a los especialistas consultados por el mencionado medio de comunicación, sus picaduras son grandes y dolorosas, dejando en su víctima una potente neurotoxina. Tanto es su poder, que varias picaduras pueden acabar con la vida de una persona, incluso si no son alérgicos. Las autoridades de Washington ya comenzaron las acciones para evitar su propagación.




Noticias relacionadas