Mujer luchó contra el Covid-19 por 105 días y quedó con un solo pulmón

Mujer luchó contra el Covid-19 por 105 días y quedó con un solo pulmón

Fátima Bridle tiene 35 años, luego de un viaje realizado con su esposo a Marruecos terminó dando positivo al examen que le hicieron para descartar la presencia de coronavirus en su organismo. Esta mujer luchó contra el Covid-19 por 105 días en UCI y quedó con un solo pulmón en funcionamiento.

Fue ingresada al Hospital General de Southampton, en el Reino Unido, el 12 de marzo, seis días después la trasladaron a la Unidad de Cuidados Intensivos en condición crítica. Para el 24 de marzo los médicos le dijeron a su esposo que, lamentablemente, su organismo no había respondido como esperaban a los antibióticos.

En suma, Fátima estuvo 141 días internada, de los cuales 105 estuvo conectada a un ventidador en UCI. Durante su periodo de hospitalización le hicieron una traqueotomía y fue víctima de una neumonía. Como resultado de ello, en el momento que la dieron de alta, quedó solo con un pulmón en su organismo, lo cual le permite respirar y mantenerse estable.

En declaraciones a The Sun, Fátima señaló que para ella es un milagro encontrarse con vida luego del sufrimiento que pasó por el Covid-19. “Sigo sin creer que me haya despertado de todo esto. Siento que me han regalado una nueva vida”, indicó. Recordó lo mal que se sintió en algunos momentos: “Me hubiera gustado estar muerta en algún momento. Fue muy aterrador. Quería gritar, pero no pude”.

Su esposo, Tracy, acotó: “A las finales estuvo en coma durante 40 días y pensé que la estaba perdiendo. Recé mucho. Todo abril fue horrible. Me estaba volviendo loco. Lloraba todo el tiempo y me pusieron medicamentos”.

Además, declaró que su esposa había desarrollado “sepsis”, lo que hizo aún más complicada su situación por tratarse de una enfermedad que muestra una reacción grave e inflamatoria a bacterias o algún otro microorganismo.

“Esa noticia fue horrible. La sepsis estaba matando las células sanguíneas. Su pulmón derecho funcionaba mejor que el izquierdo y tenía transfusiones. Después de algunas semanas dijeron que habían manejado la sepsis, pero luego volvió y ella luchó contra ella nuevamente”, afirmó entusiasmado de tener a su esposa fuera de peligro.

Los médicos que la trataron se mostraron sorprendidos ante su gran recuperación. “El Hospital General de Southampton me salvó la vida. Todos fueron increíbles. Todos merecen una medalla”, finalizó.




Noticias relacionadas