Nuevo brote de gripe aviar es reportado en Australia en plena pandemia

Nuevo brote de gripe aviar es reportado en Australia en plena pandemia

En tiempos en que se presenta una segunda ola de coronavirus en el país oceánico, y cuando las cifras de los contagiados sigue en incremento en muchos países en todo el mundo, un nuevo brote de gripe aviar se ha reportado en Australia en plena pandemia, aunque este virus afecte raramente a las personas, según lo declarado por el Departamento de Salud del país.

Los casos positivos del virus H7N7 (gripe aviar) se han reportado en una granja de Lethbridge, en la ciudad de Victoria, desde el pasado 5 de agosto. De acuerdo a lo señalado en un comunicado por parte del Departamento de Agricultura, este segundo brote de influenza se adiciona a la ocurrida hacia el 31 de julio.

De acuerdo a lo señalado por el Departamento de Salud y Servicios Humanos del estado: “(El virus H7N7) rara vez afecta a los humanos, a menos de que haya un contacto directo y cercano con aves enfermas”.

Mientras que, el Departamento de Agricultura, ha informado que, en este tipo de casos, “lo más probable” es que el virus “proceda de pájaros salvajes”. Ante ello, precisan que la influenza aviar (IA) es considerada como una enfermedad zoonótica, es decir, que puede transmitirse entre animales y seres humanos

Aun así, a pesar de la situación que se genera en el país, “no se han identificado problemas de seguridad alimentaria: la carne de pollo y los huevos debidamente cocidos son seguros para comer”. Sin embargo, con la finalidad de controlar la propagación se ha determinado que las aves sean sacrificadas en la primera propiedad que se vio afectada por el virus.

“Se ha puesto en cuarentena la segunda propiedad, en ella se realizará la despoblación, eliminación y descontaminación respectiva”, declararon las autoridades. Asimismo, señalaron que “se ha intensificado sus esfuerzos de vigilancia y rastreo para determinar otras propiedades en riesgo” y “continúa tomando muestras de aves en el área restringida”.

Daniel Andrews, primer ministro de la ciudad de Victoria, indicó que la alerta se ha producido en días posteriores a los reportes presentados el último domingo, donde se confirmaron 671 nuevos casos de contagiados en un solo día.

Por ello, anunció la aplicación del toque de queda entre las 8:00 y las 5:00 horas del día siguiente, manifestado que “Donde durmió anoche es donde tendrá que permanecer durante las próximas seis semanas”.

Imágenes: Galinha Hoje, ABC.




Noticias relacionadas