Se publicó las instrucciones de uso de la vacuna rusa contra el Covid-19

Se publicó las instrucciones de uso de la vacuna rusa contra el Covid-19

El Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya compartió una guía para el uso de la vacuna rusa contra el Covid-19: Sputnik V. En el manual se menciona que este fármaco tiene una vida útil de seis meses y que antes de su uso los pacientes deben ser examinados por un médico, así como monitoreados durante media hora después de que se les aplicó la vacuna.

Dentro de las contraindicaciones de la vacuna figuran: el uso si existe hipersensibilidad a cualquier componente, el uso durante el embarazo o el periodo de lactancia, el uso en menores de 18 años o el uso del componente II al presentar complicaciones posvacunales graves (shock anafiláctico, reacciones alérgicas generalizadas graves, síndrome convulsivo, temperatura superior a 40 ° C, etc.) tras la inyección del componente I.

También figura el uso en personas que sufren enfermedades agudas infecciosas y no infecciosas. En este caso, la vacunación se lleva a cabo entre dos y cuatro semanas después de la recuperación o la remisión. En caso de las infecciones virales respiratorias agudas no graves, así como las enfermedades infecciosas agudas del tracto gastrointestinal, la vacunación se lleva a cabo al normalizarse la temperatura.

En tanto, la vacuna debe usarse con precaución en el caso de enfermedades crónicas como: hepáticas y renales, diabetes mellitus, enfermedades graves del sistema hematopoyético, epilepsia, accidentes cerebrovasculares y otras enfermedades del sistema nervioso central, enfermedades del sistema cardiovascular, inmunodeficiencias, enfermedades autoinmunes, enfermedades pulmonares, asma, así como en pacientes con diabetes y síndrome metabólico, reacciones alérgicas y eczema.

Los efectos secundarios que puede presentar el uso de Sputnik V son: escalofríos, fiebre, dolor de cabeza y malestar general. Con menos frecuencia, pueden presentarse náuseas, dispepsia, disminución del apetito y, en ocasiones, un aumento de los ganglios linfáticos regionales.




Noticias relacionadas