Sigue venta de carne de perro en mercados de China pese a prohibición

Sigue venta de carne de perro en mercados de China pese a prohibición

Después de las recientes normas establecidas por el estado chino, sobre la crianza y consumo de animales, luego de lo ocurrido al inicio de la pandemia por el nuevo coronavirus Covid-19, autoridades de ese país han verificado que la venta de carne de perro continua en los mercados de China, pese a las restricciones dadas por su Ministerio de Agricultura.

A fines del mes de mayo, el ministerio de este país, excluyó a los perros de la lista de especies que pueden ser criados en el país asiático, ya sea como ganado o para el consumo humano.

Así también, el consumo de animales exóticos fue considerado como la posible causa del origen de la pandemia del coronavirus en Wuhan, ya que en los mercados de esa localidad se realizaba la venta de estas especies.

Pese a esto, diversos establecimientos ubicados en las afueras de la localidad china de Yulin aún continúan con la venta de perro para el consumo diario, a pocos días de realizarse el festival anual de carne de este animal.

La denuncia fue expuesta por una agrupación de ciudadanos que lucha por la defensa y el derecho a la vida de los animales. En dicho evento, que se celebrará el 21 de junio próximo, los pobladores de esta zona matan, desuellan y degustan la carne de perro.

Los integrantes de la Humane Society International (HSI) estuvieron en el interior de uno de los mercados de Yulin y captaron imágenes donde se pueden visualizar los cuerpos de los perros apilados y cortados sobre las mesas de los muchos puestos que se encuentran en el lugar.

Luego de ello, el equipo que estaba realizando la grabación se acercó hacia otro establecimiento donde encontraron a diez cachorros que estaban a punto de ser sacrificados, rescatándolos inmediatamente.

El doctor Peter Li, especialista en políticas de China para la agrupación declaró al diario Daily Mail: “Permitir reuniones en masa para comerciar y consumir carne de perro en mercados y restaurantes repletos, en nombre de un festival, representa un riesgo significativo para la salud pública”, recordando los recientes casos de coronavirus suscitados en Beijing.

Asimismo, la organización animalista denunció que las tiendas de venta de carne de perro, que antes se encontraban dispersas por toda la ciudad, ahora se encuentran ubicadas en el mercado de Nanchao, lugar donde se suelen ofrecer a los animales ya muertos.




Noticias relacionadas