Joven mamá se reencontró con su bebé prematuro que venció al Covid-19

Joven mamá se reencontró con su bebé prematuro que venció al Covid-19

Un milagro de vida aconteció en el área de la UCI Neonatal del Hospital Edgardo Rebagliati Martins de Essalud: después de 32 días de dar a luz y haber tenido que pasar por un momento alarmante en su salud, una joven madre se reencontró con su bebé prematuro que venció al Covid-19.

El pequeño Jorgito nació el 15 de junio de este año, en tiempos complicados para el sector salud por causa de la pandemia, pesaba apenas 580 gramos. No obstante, los cuidados y atenciones prodigados por el personal médico del área donde se encontraba hospitalizado y bajo observación han cumplido su objetivo, superar el Covid-19 y obtener un peso positivo ya que ahora tiene 930 gramos.

La joven gestante fue aislada del pequeño, luego de que le practicara una cesárea, ya que fue diagnosticada con preeclampsia severa y síndrome de Hellp, por lo que el embarazo se debió interrumpir, además de haber dado positivo al nuevo coronavirus en la prueba de descarte que le realizaron al ingresar al hospital.

Lissy es la afortunada madre que ahora da gracias por haber superado la enfermedad y por la dedicación que tienen para con su bebé las trabajadoras de salud. Luego de enterarse de que podría acercarse a su pequeño se sintió muy emocionada y con una fe inquebrantable en Dios que le está dando las fuerzas necesarias pasar este difícil momento y pronto estar al lado del adorable Jorgito.

Según cuenta Lissy, de 27 años, fueron momentos de mucha preocupación: “Llegamos al hospital Rebagliati, trasferidos desde Cañete y como siempre lo digo, Dios nos mandó a un lugar donde recibimos ayuda, apoyo de ángeles humanos que han logrado que mi bebé esté con vida. Los pronósticos no eran alentadores pero hoy por hoy llegamos al mes y estamos acá dando duro a la batalla junto con los doctores del Servicio de UCI – Neonatal donde están los bebés prematuros”.

Además, agrega: “Para mi bebé son su segunda familia porque él -para ellos- es un hijo más. Me da mucha seguridad que lo cuiden. Me voy tranquila y feliz de verlo luego de 30 días y de saber que está en buenas manos”.

La doctora Marilú Pachas, del Servicio de UCI-Neonatal del Rebagliati, indicó que Jorgito es un prematuro extremo, por haber nacido a las 23 semanas de gestación. Según refirió: “es el bebé más pequeñito nacido de una mamá con diagnóstico positivo al covid-19 y el más pequeñito que haya recibido nuestra unidad”.

Luego de que le practicaran nuevas pruebas de hisopado se ha determinado que el virus ya no existe, por lo que sus pulmones se vienen recuperando satisfactoriamente, gracias a la ayuda que le brinda la ventilación asistida. Tres veces por semana sus padres son informados de su estado de salud, adicionalmente les programan visitas presenciales, e incluso videollamadas, con lo cual están pendientes de los avances de su engreído.

Imágenes: El Peruano, Andina.




Noticias relacionadas