Covid-19 generaría citoquinas que impiden crear inmunidad

Covid-19 generaría citoquinas que impiden crear inmunidad

El ingreso del virus del SARS-CoV-2 en el organismo de las personas viene dejando diversas muestras de cómo termina afectando su interior, lo que permite que los especialistas clínicos realicen investigaciones para identificar las probabilidades de un nuevo contagio. Es así que el Hospital General de Massachussets ha emitido un estudio que demuestra que el Covid-19 genera citoquinas que impiden crear inmunidad a largo plazo.

Shiv Pillai, investigador del Instituto Ragon de dicho hospital y docente de la escuela de medicina en la Universidad de Harvard, explicó que: “En los pacientes con enfermedades tanto leves como severas, los anticuerpos carecían de una característica estructural clave que es un sello distintivo de los anticuerpos de ‘alta calidad’ en una respuesta inmunológica normal”-

El análisis fue efectuado en bazos y ganglios linfáticos de diversas personas que fallecieron por un diagnóstico de enfermedad respiratoria. En esta investigación se descubrió la ausencia de centros germinales, estos vienen a ser estructuras que se encuentran inducidas al interior de los nódulos linfáticos y bazos durante el proceso de infección o la vacunación.

Es en estas estructuras donde maduran las células B, las cuales son las encargadas de generar anticuerpos con “memoria” de una larga duración, en contra de un patógeno. Cuando no existen los centros germinales suficientes, y estas células resultan siendo insuficientes, la respuesta del cuerpo no es la más conveniente. En este sentido, las células T son las que ayudan a formar estos centros.

Otro de los datos que señala la investigación es en relación a aquellos pacientes que se llegan a infectar con el letal virus, es aquí donde indica que la célula T no se puede desarrollar en este tipo de pacientes. Lo cual, en un largo plazo, que las células B no cuenten con la ayuda necesaria para la generación de anticuerpos.

“Sin la formación de centros germinales, es poco probable que haya memoria a largo plazo para este virus, añade el estudio.

Finalmente, precisa que: “mientras que los anticuerpos pueden proteger a las personas durante un tiempo relativamente corto, una sola persona que se recupere de la enfermedad podría infectarse de nuevo, tal vez seis meses más tarde, o incluso varias veces con el SARS-CoV-2. Esto sugiere que el desarrollo de la inmunidad de grupo puede ser difícil”.

Imágenes: Correo, Lanza Digital, La Unión.




Noticias relacionadas