EsSalud investiga uso de plasma para luchar contra el Covid-19

EsSalud investiga uso de plasma para luchar contra el Covid-19

EsSalud investiga el uso de plasma convaleciente para luchar contra el nuevo coronavirus Covid-19. El protocolo de investigación para el uso de esta técnica ha sido aprobado por el Ministerio de Salud (Minsa) y será desarrollado por especialistas del Servicio de Medicina Transfusional (Banco de Sangre) y del área clínica del Hospital Edgardo Rebagliati.

Esta etapa exploratoria será efectuada con la finalidad de obtener una posible cura contra la letal enfermedad, la que ha afectado a más de 288 mil compatriotas. La técnica ya se ha empleado en el caso de otras pandemias, consiste en transfundir plasma de la sangre de personas que se recuperaron del Covid-19 a pacientes infectados que se encuentran infectados con el virus, informó el Dr. Arturo Sagástegui, jefe del Banco de Sangre del hospital Rebagliati.

“Si bien aún no encontramos la cura para el nuevo coronavirus Covid-19, el estudio de EsSalud permitirá evaluar si el uso del plasma convaleciente funciona y surte efecto en la recuperación del paciente infectado. Se va a aplicar en las personas que muestran signos de progresión de la enfermedad a fin de evitar complicaciones”, señaló.

De acuerdo a las explicaciones brindadas por el Dr. Sagástegui cuando una persona contrae un virus como el Covid-19, su sistema inmune genera anticuerpos para combatir el virus. Estos anticuerpos se localizan en el plasma, que es la parte líquida de la sangre. Este plasma renovado, con anticuerpos, es el denominado “convaleciente”.

El equipo de médicos que ha diseñado el protocolo de esta investigación es del Hospital Edgardo Rebagliati en apoyo con investigadores del IETSI con resolución del Comité de Ética del Instituto Nacional de Salud (INS). El proyecto será financiado por el Fondo Nacional de Desarrollo Científico y Tecnológico del Concytec.

Por ello, el hospital Rebagliati está convocando a pacientes recuperados por Covid-19 para que puedan donar su sangre y así obtener el plasma para la investigación. Para esto, el donante electivo debe estar totalmente curado y libre de síntomas por 28 días.

Previamente a la extracción del plasma, se realizará al paciente una prueba de diagnóstico molecular partiendo de un hisopado nasa/faríngeo para constatar que ya superó la fase en la que puede contagiar. Asimismo, se le tomará muestras de sangre para evidenciar que ha desarrollado los anticuerpos contra el virus.

Una vez recolectada la sangre, se aislará el plasma convaleciente el cual será transfundido al paciente infectado, quien se encontrará hospitalizado. Ello le aportará un impulso a su sistema inmune, ayudando a acelerar su proceso de recuperación.

Imágenes: El Peruano, Prensa 21 y AMTV.




Noticias relacionadas