Manuel Merino: "Aquí no hay nada que celebrar, es un momento difícil del país”

Manuel Merino: “Aquí no hay nada que celebrar, es un momento difícil del país”

Manuel Merino de Lama juramentó este martes 10 de noviembre como presidente de la República y ratificó su compromiso de respetar el proceso electoral de abril del 2021. El mandatario interino señaló que no hay nada que celebrar, ya que el país atraviesa un difícil momento en su historia.

“Aquí no hay nada que celebrar, es un momento difícil del país, tenemos que asumirlo con entereza moral y valor democrático. En ese contexto, expreso mi respeto a la institucionalidad y el apoyo a las Fuerzas Armadas”, fueron las palabras de Manuel Merino de Lama tras la ceremonia de juramentación.

En tanto, el presidente de la República se volvió a referir sobre su compromiso de respetar las elecciones que se celebrarán el próximo año. “Nadie puede cambiar la fecha convocada de las elecciones, el 11 de abril de 2021”.

“Reitero ante el país que nuestro primer compromiso es ratificar nuestra convicción democrática y respetar el proceso electoral en marcha que tiene que realizarse de acuerdo al calendario establecido por los órganos competentes”, agregó.

“Asumimos el deber de garantizar imparcialidad en el proceso electoral para que pueblo tome su decisión dentro de su libertad y elija las próximas autoridades, en una transición democrática que debe producirse el 28 de julio de 2021”, continuó.

Recordemos que, el día de ayer, Martín Vizcarra se dirigió a todos los peruanos para compartir su postura tras aprobarse la moción de vacancia presidencial. El expresidente de la República aseguró que dejaría Palacio de Gobierno tras dos años de mandato.

 “Hoy día dejo Palacio de Gobierno, hoy día me voy a mi domicilio, a pesar de que hay innumerables recomendaciones para que actuemos a través de acciones legales para impedir esta decisión. Como Martín Vizcarra, no voy a tomar ninguna acción legal, no quiero que de ninguna manera se pueda entender que mi espíritu de servicio al pueblo haya sido tan solo una voluntad de ejercer el poder”, fueron las palabras de Vizcarra.

Luego de un extenso debate de más de cuatro horas, se consiguió superar los 87 votos necesarios de los 130 posibles para avanzar con la destitución. Martín Vizcarra quedó excluido del Ejecutivo con 105 votos a favor, 19 en contra y 12 abstenciones.




Noticias relacionadas