Mira cómo prevenir el contagio de Covid-19 en un restaurante

Mira cómo prevenir el contagio de Covid-19 en un restaurante

El Ministerio de la Producción (Produce) señaló que desde el próximo lunes 20 de julio, los restaurantes podrán empezar a atender al público en sus salones. Aunque, el servicio inicialmente se dará con un aforo del 40% de clientes para evitar posibles contagios por causa del coronavirus y manteniendo el distanciamiento social obligatorio. Por ello, mira aquí cómo prevenir el contagio de Covid-19 si deseas comer en un restaurante.

En el protocolo sanitario, publicado en el diario oficial El Peruano, se establecen los lineamientos que los restaurantes deben cumplir como parte de la Fase 3 de reactivación de actividades económicas dadas por el gobierno central. Aunque, según lo indicado por la Organización Mundial de la Salud, el virus no puede contagiarse a través de los alimentos ya que se necesita de un huésped humano o animal para que pueda multiplicarse.

“El virus puede pasar directamente de una persona a otra cuando las gotículas de la tos o el estornudo de una persona infectada entran en contacto con la nariz, la boca o los ojos de otra persona”, ha explicado la organización internacional.

Ante ello, algunos especialistas en enfermedades infecciosas se han pronunciado acerca de los riesgos que correría una persona si va a un lugar público para degustar sus alimentos. Uno de ellos es el infectólogo peruano Juan Villena, quien dice: “el virus no se transmite por los alimentos que están en un plato o el líquido dentro de una botella”.

No obstante, en declaraciones a la Agencia Andina, detalló que: “Si la persona que sirve o atiende tiene el Covid-19, me trae el plato, el tenedor o cuchara y yo empiezo a comer, el virus podría quedarse en mi mano. Y si luego me llevo las manos a los ojos, a la nariz o la boca, que estará sin mascarilla, entonces me infectaré”.

Por ello, es importante que los comensales cumplan con el lavado de manos antes y después de comer, y que eviten tocarse la cara durante el tiempo que están alimentándose. Adicionalmente, se debe cumplir con mantener la distancia social obligatoria, no compartir vasos ni cubiertos con las demás personas que lo acompañan.

El especialista además afirmó que solo  un integrante del grupo debe coger la bebida para servirla a los demás, ya que si la persona que lo hace es un posible asintomático, el virus se queda impregnado en el vidrio plástico, y si otro lo coge podría contagiarse inmediatamente sin saberlo.

“Si acude una familia, debe haber un máximo de ocho personas y todas separada entre sí. Ninguna debe compartir el vaso de gaseosa o bebida alcohólica. Si se cumple todo lo mencionado, no debería haber problema. Pero el riesgo aumenta cuando se incumplen las recomendaciones de bioseguridad o aforo”, agrega Villena.

En el caso de los cubiertos mencionó que: “Si llevo mi tenedor, también debería llevar mi plato y vaso… eso es imposible. Una vez más, el consumidor debe lavarse las manos antes y después de comer y no tocarse nunca la cara durante su alimentación”.

No hay evidencia que el virus se transmita por los alimentos, sin embargo, recomienda que los restaurantes realicen la desinfección de la mesa antes y después de la atención.; y que las personas que deseen probar los alimentos con las manos las deban tener completamente limpias.

Imágenes: Andina y Gestión.




Noticias relacionadas