Policía compró 35,000 mascarillas que no evitaban contagios del Covid-19

Policía compró 35,000 mascarillas que no evitaban contagios del Covid-19

Según un peritaje realizado por la Fiscalía Anticorrupción del Callao, a Policía Nacional del Perú adquirió 35,000 mascarillas que no eran aptas para su uso debido a que no evitaban los contagios por Covid-19.

La Dirección de la Aviación Policial estuvo encargada de la compra de estos respiradores, sin embargo, los productos no contaban con la certificación NIOSH 95, la cual es indispensable para evitar el contagio del nuevo coronavirus Covid-19.

Las mascarillas con válvula tipo N95 que adquirió esta institución, bajo responsabilidad del General PNP Alfredo Vildoso Rojas, no tienen las especificaciones técnicas que están estipuladas por el Gobierno central, según un informe del Área Física Forense de la Oficina de Peritajes del Ministerio Público.

Según las investigaciones realizadas por el diario La República, con fechas 11 y 30 de abril, el General Vildoso Rojas suscribió contratos con la empresa Kalinson Perú para dotar a la Policía con elementos de bioseguridad, implementos de aseo, tocador y limpieza, todo valorado en 2.3 millones de soles.

En ambos contratos se consideró la compra de mascarillas o respiradores con válvula según modelo NIOSH95, el cual corresponde a la norma internacional establecida por el estado. Aun así, como lo indica el reportaje, lo que se adquirió fueron mascarillas marca Life-2095-1 que llevaban el etiquetado Classified N95, desprovista totalmente de la certificación requerida.

Según declaraciones del General, la compra efectuada al proveedor Kalinson Perú fue con ese producto por ser el más barato del mercado, teniendo pleno conocimiento de que no era la mascarilla exigida por las normas técnicas de salubridad.

En el informe final de la pericia realizada, los especialistas Ruth Atalaya Chávez y Yosselyn Ccasani Guillén concluyeron que dichos productos adquiridos a la compañía Kalinson no cumplen con las exigencias del usuario y además representan un peligro para la integridad de los agentes policiales.

“No presenta el logotipo NIOSH al lado de la clasificación N95. No presenta lote del producto. No presenta el código de aprobación por la NIOSH: TC84A-5350”, indica en líneas el informe de los peritos sobre esta compra hecha por la Policía de las mascarillas inútiles contra el Covid-19.

Además señala la investigación que se consultó con el general Vildoso poco después de realizado y firmado el primer contrato, para mencionarle que la mascarilla proveída por Kalinson no correspondía a la exigencia técnica. Aun así se volvió a firmar un  segundo contrato con dicha empresa por el mismo producto.

El fiscal anticorrupción Francisco Alarcón asistió a dicha división para incautar la computadora y documentos relacionados a la compra, ya que existe la posibilidad de que haya existido colusión entre el general Vildoso y la empresa proveedora.




Noticias relacionadas