Protectores faciales disminuyen riesgo de contagio del Covid-19 en 90%

Protectores faciales disminuyen riesgo de contagio del Covid-19 en 90%

Desde que inició la pandemia, en todo el mundo, se han ido determinado los principales elementos de protección para evitar contagiarse del nuevo coronavirus. Es así que el uso de mascarilla y alcohol, y el lavado de manos se han vuelto una constante. Además, según lo señalado por el Ministerio de Salud (Minsa), los protectores faciales disminuyen el riesgo de contagio del Covid-19 en más del 90%.

Según un estudio publicado en la revista británica The Lancet y realizado por las Universidades de Leipzig de Alemania y de Nueva Gales de Australia, estos escudos faciales tienen la capacidad de proteger los ojos, con lo cual se evita que las personas se toquen el rostro a cada instante.

De acuerdo a lo señalado por Mario Izquierdo, representante de la Dirección General de Intervenciones Estratégicas en Salud Pública del Ministerio de Salud, las investigaciones incluyen 13 estudios donde se considera a los protectores faciales una barrera física importante para evitar el contagio, ya que cubre casi todo el rostro, desde los ojos hasta debajo del mentón.

Asimismo señaló que, al expulsarse las gotitas de saliva, ya sea al estornudar o toser, éstas alcanzan dos metros antes de llegar al suelo. Sin embargo, las gotas que se emanan como aerosol pueden llegar hasta una distancia más lejana y permanecer un mayor tiempo en el lugar, más aun si no hay ventilación y se expande por otras superficies.

“Por tanto, una adecuada prevención implica la protección de las vías respiratorias (nariz y boca) y la mucosa conjuntival (ojos) por donde ingresa el virus, sobre todo cuando se acude a lugares con alto flujo de personas, como mercados, centros comerciales, transporte público, bancos u hospitales”, indicó.

Este objeto brinda una mayor protección a aquellas personas que en sus trabajos deben tener contacto permanente con el público, más aun si la contaminación puede darse por intermedio de las manos, por lo que su uso es altamente recomendable, además de la mascarilla, el distanciamiento físico y el lavado de manos.

De igual manera, autoridades del Instituto Nacional de la Calidad (Inacal) han mencionado que para su utilización las personas deben estar con las manos completamente limpias; en tanto que su retiro debe realizarse con los ojos cerrados, cogiendo el arco superior, pero sin tocar la lámina protectora. Asimismo, señalaron que para su lavado es recomendable el uso de agua y jabón, con lo cual se evita su deterioro.

Imágenes: Gestión, La Razón, El Diario.




Noticias relacionadas