Sicarios asesinan a niña de 9 años y su padre que iban en una minivan
Lima 21 de Septiembre del 2020

Sicarios asesinan a niña de 9 años y su padre que iban en una minivan

A pesar del toque de queda y el estado de emergencia, la delincuencia no ha cesado y cada día surgen nuevos atentados en contra de la vida de muchas personas. Este es el caso de la tragedia que enluta a una familia en el Callao, luego de que un grupo de sicarios disparó a quemarropa contra una minivan asesinando a una niña de 9 años y a su padre que iban a entregar prendas de vestir.

Los sucesos ocurrieron en el Asentamiento Humano José Boterín, en el Callao, en la misma cuadra donde vivían las víctimas, las que han sido identificadas como Ricardo Raúl Uribe Ponce (38) y su pequeña Fernanda (9). Además, en el vehículo se encontraban su esposa y su nieto de tan solo un año de edad.

En el momento que iban a abordar su vehículo, apareció un grupo de 10 pandilleros del grupo conocido como “los Malvas”, los que dispararon contra la minivan donde se encontraba la familia, a punto de partir.

Padre e hija murieron en el acto perpetrado por los sicarios, en tanto que, la madre de la niña y su nieto terminaron ilesos. Inmediatamente se aproximaron a la zona efectivos policiales de la Comisaría de Ramón Castilla. Luego de realizar las investigaciones detuvieron a dos sospechosos.

La esposa del fallecido declaró a un reportero de América Noticias: “Estos chicos paran tirando balas como locos, se quieren adueñar de todo el barrio. Quiero sacar garantías. Esos delincuentes están acostumbrados a meter bala”. Además dijo que temía que pudieran tomar represalias en su contra.

Algunos familiares de los delincuentes, que habían sido arrestados, y que asistieron a la dependencia policial, reaccionaron en contra de las cámaras del noticiario indicando que dejaran de grabar ya que se trataba de menores de edad.

Ricardo Uribe se desempeñaba como montacarguista antes de la pandemia. Al no continuar con su trabajo empezó a realizar la venta de ropa por delivery.

Fue su suegro el que denunció que, a diario, jóvenes con arma en mano se reúnen en la esquina del vecindario donde sucedió el ataque y nadie hace nada. En tanto, que su esposa pidió apoyo económico para retirar los cuerpos de su esposo e hija de la morgue.

Se encontraron dos proyectiles que impactaron en la cabeza y pecho de Ricardo y la niña recibió un disparo en la cabeza. Detectives del Depincri Callao vienen realizando los interrogatorios de ley a los sospechosos capturados en este hecho lamentable.




Noticias relacionadas