Fallece esposo de mujer que corrió detrás del Presidente en Arequipa

Fallece esposo de mujer que corrió detrás del Presidente en Arequipa

Luego de que trabajadores de la salud del hospital Honorio Delgado reclamaran al Gobierno central por la falta de apoyo en su lucha contra la pandemia, la desgarradora escena de una mujer tuvo mayor notoriedad. Dos días después, falleció el esposo de la mujer que corrió detrás del presidente Martín Vizcarra en Arequipa.

El domingo último, Celia Capira, enterada de que el máximo representante del Gobierno se encontraba en tierras arequipeñas, tomó la determinación de ir en su búsqueda para pedirle que se acercara a constatar la lamentable situación en la que se encontraba el hospital donde su esposo tuvo que esperar cinco días para ser hospitalizado en una carpa ante la falta de camas.

“Señor Presidente, tiene que ir a ver las carpas”, gritaba Celia mientras corría atrás de la comitiva presidencial. “¿Por qué son así, por qué el Presidente no va a ver las carpas?, por favor, solo ve la pantalla, son unos malos”, reclamaba indignada y muy angustiada ante las cámaras que captaron su desesperación.

Como consecuencia del grave estado en el que se encontraba Adolfo Mamani Tacuri (57), quien luchaba contra la enfermedad desde hace un mes, este martes 21 de julio perdió la vida. Su esposa, indicó que el padre de sus tres hijos empezó a sentir los síntomas propios del Covid-19 desde el 12 de julio. Por lo que, dos días después decidieron llevarlo al nosocomio.

Celia ha vivido en carne propia la desdicha de ver morir a muchas personas, durante los días que estuvo acompañando a su esposo en la carpa donde pernoctaba. Señaló haber visto a los pacientes fallecer en sillas de ruedas o en los carros donde hacían cola, esperando un turno para ser atendidos o ingresados en una cama del hospital.

“Las personas que se están muriendo son las mayores. No les dan prioridad. Ya no les toman interés, solo esperan que se mueran. Mucha gente trae a sus enfermos y los abandonan si tienen Covid-19. Yo no puedo abandonar a mi esposo, porque tengo niños menores en mi casa. Yo lo amo a mi esposo, es mi vida. No puedo dejarlo. Voy a estar ahí, hasta que Dios le dé vida”, indicaba días atrás, sin presagiar que perdería la vida tan pronto.

Imágenes: Lima Al Día, El Comercio, Líbero.




Noticias relacionadas