Policía interviene reunión familiar rompiendo vidrio de la puerta [Video]

Policía interviene reunión familiar rompiendo vidrio de la puerta [Video]

La prohibición de las reuniones de carácter social y familiar ha sido determinada con la finalidad de evitar que las personas concentradas en un mismo lugar puedan contagiarse del Covid-19. Sin embargo, en algunas ciudades del país se viene haciendo caso omiso a lo dispuesto por el Gobierno. En uno de estos casos, la policía intervino una reunión familiar rompiendo el vidrio de la puerta de la casa.

Ocurrió en la región Junín, cuando personal de Serenazgo, del Ejército Peruano y de la Policía Nacional se acercaron al domicilio ubicado en la avenida Giráldez 652, en Huancayo, luego de haber sido alertados por los vecinos que denunciaron que en el interior de un departamento ubicado en el piso 14 se desarrollaba una fiesta.

Los sucesos se dieron en horas de la noche, los agentes ingresaron al edificio e inmediatamente golpearon a la puerta para que constataran lo denunciado. Las personas que se encontraban en el lugar apagaron la luz y la música con la finalidad de evitar la intervención.

Pese al llamado reiterativo de los efectivos policiales para que abran la puerta, las personas que estaban dentro del departamento no lo hicieron, tampoco dieron respuesta alguna, solo se mantuvieron en silencio. Ante ello, los agentes decidieron golpear la puerta usando la fuerza.

Sin embargo, en un principio, no pudieron acceder. Por lo que tomaron la decisión de romper el vidrio que se encontraba en la parte superior de la puerta principal, solo así pudieron ingresar al domicilio. En el interior se encontró bebidas alcohólicas, tortas, viandas y a cuatro personas que estaban en aparente estado de ebriedad.

Una de las tres mujeres fue encontrada en los servicios higiénicos, además dos mujeres más y un varón se mostraron sin mascarillas, incumpliendo las medidas sanitarias obligatorias. Incluso una de ellas empezó a reclamarle a los efectivos por haber roto el vidrio y haber ingresado sin esperar que ellos abrieran la puerta.

Todos fueron trasladados a la Comisaría de la localidad para las investigaciones del caso, ya que en estos días está restringido el derecho a la inviolabilidad del domicilio, por ello los policías están autorizados a ingresar al domicilio donde se compruebe la realización de reuniones sociales, incluso a la fuerza si las personas se niegan a acatar lo dispuesto por los agentes del orden.

Imágenes: Correo.




Noticias relacionadas