Realizan boda evangélica con cientos de invitados sin medidas sanitarias

Realizan boda evangélica con cientos de invitados sin medidas sanitarias

Desde que se dio inició al estado de emergencia por causa de la pandemia por el Covid-19, el estado decretó que todo evento social como fiestas, matrimonios y ceremonias similares quedaban suspendidas, todo ello con la finalidad de evitar la propagación del nuevo coronavirus. Sin embargo, en Apurímac, una boda evangélica se celebró con cientos de invitados sin respetar las medidas sanitarias.

La realización de la ceremonia religiosa se llevó a cabo a orillas de la laguna de Soraccoha, a unos 30 kilómetros de la ciudad de Andahuaylas, aproximadamente. En dicha reunión se concentraron cerca de un centenar de invitados, quienes no tuvieron en cuenta ninguna de las recomendaciones sanitarias establecidas por el gobierno.

En el video que ha circulado por las redes sociales de la boda evangélica, se puede visualizar como están reunidos los invitados, adultos y menores de edad, pese a la restricción dada en el último decreto donde se estableció la cuarentena focalizada. Ninguno tenía mascarilla y mucho menos se cumplía el distanciamiento social obligatorio.

En el citado evento se pudo comprobar la asistencia de religiosos de diversas localidades de la región, así como también del Alcalde y el Teniente Alcalde del distrito. Además, las imágenes mostraron que la mesa principal estaba decorada con torta, bocaditos, comida, vinos y no faltaron los bailes en grupo.

Fue infaltable la tradicional entrega de regalos que los invitados realizan a los novios, la cual se desarrolló en filas de personas aglomeradas. Las danzas del lugar también se llevaron a cabo, y en las cuales se podía visualizar que los invitados se tomaban de las manos en círculo, sin cumplir con el metro de distancia.

Durante la celebración, la policía de la zona llegó hasta el lugar de los hechos, sin embargo, no llegaron a cumplir con la suspensión de la boda evangélica. Según declaró el jefe de la División Policial Andahuaylas y Chincheros, coronel Cristian Roncal Plaza: “La Policía se constituyó al lugar de los hechos para impedir el peligro por la aglomeración social. Sin embargo, la muchedumbre y las autoridades presentes hicieron caso omiso”.

Imágenes: Extra y La República.




Noticias relacionadas