Dragones azules aparecen en Estados Unidos y causan asombro

Dragones azules aparecen en Estados Unidos y causan asombro

Gran sorpresa ha causado entre los visitantes del Padre Island National Seashore de Texas la aparición de “dragones azules”, una especie rara en esa zona natural de los Estados Unidos de América.

Estas criaturas son en realidad pequeñas babosas marinas y se les conoce en la biología con el nombre científico de glaucus atlanticus. Su hábitat natural siempre se limitó a zonas muy alejadas mar adentro. Según estudios, ejemplares de esta especie habían sido vistos solo en los océanos Atlántico, Pacífico e Índico.

Estos particulares seres vivos miden apenas tres centímetros de largo, y suelen llegar hasta ríos o lagunas para buscar el alimento que les ayude a sobrevivir. Son los depredadores naturales de un animal similar a las medusas, y al consumirlas se apoderan de sus células punzantes y las utilizan para defenderse. Además, tienen un color azul que los distingue en el medio natural de Padre Island.

Esta característica ha llamado la atención de los visitantes, sobre todo de los niños. Uno de ellos fue Hunter Lane, un chico de 7 años, que llegó hasta el parque junto a su padre Trey Lane desde Arizona. De acuerdo a CNN, Trey aseguró que lleva varios años viajando a esa zona natural y que nunca había visto esa especie tan rara.

Jamie Kennedy, vocera oficial del Padre Island National Seashore, consideró que la aparición de los “dragones azules” es sin duda “un hallazgo muy raro provocado por la cuarentena”.

Mencionó que lleva dos años trabajando en esa reserva natural y que nunca le habían informado acerca la presencia de esto dragones azules. Atribuyó su extraña aparición a la migración de estos ejemplares hacia las zonas costeras.

La aparición de dragones azules en Estados Unidos se suma a la larga lista de animales avistados en zonas poco frecuentes, lo cual se atribuye a la poca o nula presencia de humanos. Por ejemplo, en Perú se recuerda la presencia de delfines, los cuales fueron vistos en la Costa Verde tras el estado de emergencia por el COVID-19.




Noticias relacionadas