Esposos pagan recibos de luz de pueblo ante fiesta patronal cancelada

Esposos pagan recibos de luz de pueblo ante fiesta patronal cancelada

Unos esposos decidieron pagar los recibos de luz de su comunidad ante la suspensión de la tradicional fiesta patronal que se suele realizar en su pueblo en el Día de San Pedro y San Pablo.

Como se sabe, con la pandemia del nuevo coronavirus, este tipo de festividades han sido canceladas en todos los países donde se tiene fervor por las imágenes religiosas, ello con la finalidad de evitar el contagio en sus pobladores. Es así que los ahorros que algunos padrinos de estas celebraciones habían reunido tuvieron que tener otro destino.

El curioso hecho se dio en la comunidad de Turco, en la ciudad de Oruro, en el vecino país de Bolivia. La pareja de esposos debía cumplir este año la función de “alferados”, que vienen a ser los patrocinadores de los gastos de una fiesta o evento religioso, en las ceremonias en homenaje al Tata San Pedro y San Pablo 2020.

Los esposos Carlos Calle y Ruth Ignacio fueron elegidos como los alferados para organizar y costear los gastos que demandaría la realización de la festividad del pueblo boliviano, la cual congrega a miles de devotos de los santos patronos para homenajearlos el 29 de junio.

Sin embargo, ante la postergación del desarrollo de eventos hasta nuevo aviso por parte de las autoridades bolivianas, por razones de la pandemia, no tuvieron mejor idea que invertir el dinero en apoyo a sus demás compatriotas de la localidad en la que viven. Es así que realizaron el pago del recibo de consumo eléctrico de todo su pueblo, beneficiando así a más de 700 familias de la comunidad de Turco.

La pareja recibió el agradecimiento de sus vecinos y las felicitaciones de miles de personas que se enteraron del gran gesto a través de las redes sociales.

Sobre los hechos, Freddy Mollo, alcalde de la comunidad se pronunció al respecto diciendo: “Cada año, nuestra fiesta es muy importante y atrae a por los menos unas 2,500 personas. El apoyo de los pasantes es vital y será agradecido por todos”.

Además, señaló que los esposos depositaron un cheque por la suma de 10,000 bolivianos, comprometiéndose a cubrir el saldo cuando llegue la factura de la empresa eléctrica.




Noticias relacionadas