Joven compra bicicleta por internet y al recogerla se lleva gran sorpresa

Joven compra bicicleta por internet y al recogerla se lleva gran sorpresa

Desde que se decretó el estado de emergencia, las compras realizadas por internet han tenido mayor demanda. En algunos casos, los clientes se han mostrado satisfechos por la entrega adecuada del producto solicitado; sin embargo, en otros, la satisfacción no ha sido del todo plena. Un caso recientemente publicado en las redes sociales ha sido el de una joven que compró una bicicleta por internet y cuando la recogió se llevó una gran sorpresa al comprobar que su producto era de adorno.

La usuaria @karlalgo28 publicó en su cuenta de Twitter la información, adjuntando al escrito la fotografía del producto que había adquirido y el momento de la entrega del objeto por parte de una trabajadora del establecimiento.

La bicicleta se mostraba en la web de la tienda por departamento a un precio que la usuaria creía era una oferta inigualable. Hizo su pedido pero no recayó en los detalles que indicaban mayores datos sobre el producto, solo lo compró.

Para cuando llegó el momento del recojo, se acercó a una de los locales para poder concretar su compra, pero grande fue su sorpresa cuando la trabajadora del establecimiento le entregó una bicicleta de apenas 25 centímetros, es decir, no era un artículo para trasladarse sino un adorno para el hogar.

Entre las respuestas que hizo la joven a los diversos comentarios que le hicieron los internautas, ella aclaró que no se trataba de una estafa, por el contrario se hacía responsable de no haber leído las características y detalles del producto que estaba adquiriendo vía web.

Además, destacó que el fin de su publicación era contar como anécdota lo que le sucedió, para que de esta manera otras personas sean más precavidas al momento de comprar algún objeto por internet.

En los comentarios se pudo encontrar mensajes como: “No estimada, lo que no debemos hacer es no comprar nada sin haber antes leído la descripción del producto. El peligro no está en el internet, sino en quien no lee”, “¿pero qué esperaban por el precio, que tenga motor también?”, “creo que se debe sospechar desde que se ve ese precio”.

Imágenes: Ripley, Perú 21.




Noticias relacionadas