Maestra recarga celulares de alumnos para que no pierdan clases virtuales

Maestra recarga celulares de alumnos para que no pierdan clases virtuales

En estos tiempos de cuarentena, cuando la educación ha tenido que centrarse en nuevos métodos de enseñanza, muchos casos de profesores que apoyan a sus alumnos están siendo destacados. Este es el caso de una maestra que apoya a sus alumnos haciendo la recarga de sus celulares para que así no pierdan sus clases virtuales.

La protagonista de esta tierna y conmovedora historia es Elizabeth Martínez, profesora del curso de Matemáticas del Centro Educativo Micaela Bastidas, el cual se ubica en el distrito de San Juan de Lurigancho. Ella, con la finalidad de apoyar a sus alumnos económicamente, les brinda la posibilidad de recargar sus líneas telefónicas.

Los teléfonos celulares se han vuelto una herramienta imprescindible, en muchos casos, para el desarrollo de las tareas y el seguimiento respectivo por parte del docente. La maestra que recarga celulares declaró a Exitosa la triste realidad que atraviesan muchos estudiantes en el país, los cuales no pueden recibir sus clases virtuales porque no cuentan con Internet en sus celulares o porque no tienen computadora en su domicilio.

“En este momento de la pandemia en la que todos estamos inmersos, nosotros como docentes hemos visto muchos casos de nuestros estudiantes que no tienen, incluso, para recargar un celular y no cuentan con la tecnología que se necesita para este tipo de clases”, relató.

Cuando la profesora se percató que alguno de sus alumnos no se presentaba a sus sesiones educativas, decidió apoyarlos de dicha manera. “Los llamaba para preguntarles qué sucedía, y he detectado que, incluso, sus padres han sido contagiados por el Covid-19, y muchos de ellos han tenido que aislar a sus hijos y mandarlos a las casas de sus familiares, donde no hay conectividad a Internet”, enfatizó.

Finalmente, la docente que es un ejemplo de inspiración, dijo: “Lo que hice fue recargarles sus celulares para que de esta forma no pierdan sus clases. Yo sé que ellos quieren seguir aprendiendo. Yo quiero seguir apoyando, no solo enseñándoles a mis estudiantes, también recargando sus celulares, aunque ya mi economía no me ayuda”.




Noticias relacionadas